Cuida tu cara y tus labios durante el invierno con estos 10 consejos.

freestocks-5867BKGyCu4-unsplash

Durante la temporada de invierno, la piel se enfrenta a una serie de circunstancias que pueden afectar negativamente su apariencia y salud, especialmente en la cara y los labios.

En primer lugar, el frío y el viento pueden deshidratar la piel, provocando sequedad e irritación, lo que afecta aún más a los labios que son extremadamente delicados. Además, si el aire es seco, puede agravar la sequedad y descamación de la piel.

En segundo lugar, el tiempo que pasamos en interiores con calefacción puede resecar la piel, y el cambio brusco de temperaturas entre el frío exterior y el calor artificial puede empeorar los síntomas.

Por último, debemos tener en cuenta que los productos de cuidado de la piel que funcionan bien en otras épocas del año, como los exfoliantes o los limpiadores más fuertes, pueden ser demasiado duros para la piel durante el invierno y causar irritación o daño.

Por eso hoy te traemos 10 consejos para cuidar tu cara y tus labios durante el invierno.

 

 

hidratante2

Hidratación para el día y la noche. 

1. Asegúrate de hidratar tu piel regularmente con una crema o loción facial.

Durante el invierno la piel puede resecarse y presentar irritaciones debido al clima frío y ventoso. Para prevenir estos problemas, es fundamental hidratar regularmente el rostro con una crema o loción. Es importante seleccionar un producto adecuado para el tipo de piel y aplicarlo después de limpiar la cara para obtener los mejores resultados.

 

2. Para evitar la sequedad y las grietas en los labios, usa una crema labial con protección solar.

Durante el invierno los labios son especialmente propensos a la sequedad y las grietas debido a la exposición al frío y el viento. Además, aunque no lo creas, la protección solar sigue siendo necesaria durante los días fríos, y de nieve, para proteger los labios de los rayos UV. Una crema labial con protección solar es una solución fácil y efectiva para mantener los labios suaves e hidratados, al mismo tiempo que los protege de los efectos del clima invernal.

labialesProtectores labiales con protección, para la prevención de herpes y reparador.  

 

3. Mantén tu piel hidratada desde adentro bebiendo suficiente agua.

Es importante no olvidar mantener una hidratación adecuada durante el invierno. Como hemos dicho, el frío y el viento pueden resecar nuestra piel y dar lugar a la descamación y aspereza. Si bien es más “difícil” beber agua con regularidad en esta época del año, es importante asegurarse de tomar suficiente líquido para evitar la deshidratación. Además, las infusiones pueden ser una excelente opción para complementar tu ingesta de agua y ayudar a la depuración y retención de líquidos.

 

4. Antes de dormir, usa un limpiador suave para desmaquillar tu piel.

Es importante limpiar la piel antes de dormir para mantenerla limpia y libre de impurezas. Utiliza un limpiador suave que sea adecuado para tu tipo de piel para evitar la irritación. De esta manera, se evita que los poros se obstruyan y se acumule suciedad, lo que puede provocar problemas en la piel como brotes de acné o puntos negros. Elige un producto que retire el maquillaje y las impurezas sin dañar la piel y asegúrate de utilizarlo todas las noches antes de ir a dormir.

limpieza

 Limpieza suave e intensiva al mismo tiempo. 

 

5. Evita el uso de productos que puedan irritar o dañar tu piel.

Te evitará problemas de piel como rojez, enrojecimiento, y descamación.

 

6. Elimina las células muertas de tu piel una o dos veces por semana utilizando un exfoliante suave.

Exfoliar la piel una o dos veces por semana con un exfoliante suave es clave para eliminar las células muertas y mantener una piel suave y fresca. Es esencial elegir un exfoliante adecuado para tu tipo de piel y no exceder la frecuencia de uso recomendada, ya que un exceso de exfoliación puede provocar irritaciones e inflamación en la piel.

exfoliación 1 vez a la semana

 Exfoliación para realizar una vez a la semana. 

 

7. Protege tu piel del frío y del viento al salir al exterior.

Proteger la piel del viento y del frío al salir al exterior es crucial para prevenir la resequedad y las irritaciones. Para ello, se recomienda utilizar una crema hidratante con factor de protección solar y llevar ropa adecuada que cubra bien la piel expuesta. Así, podrás mantener la piel hidratada y protegida durante los días más fríos.

 

8. Utiliza una crema facial con vitamina C para obtener sus beneficios.

El uso de una crema facial que contenga vitamina C puede ser beneficioso para combatir los efectos negativos del sol y el clima frío en la piel. La vitamina C es conocida por ser un antioxidante muy potente y puede ayudar a mejorar la luminosidad y apariencia general de la piel. Es importante encontrar una crema adecuada para tu tipo de piel y aplicarla regularmente para obtener los máximos beneficios.

vitamina c

Vitamina C serum anti fatiga y luminosidad con efecto antioxidante.  

 

9. Evita arrugas y flacidez aplicando una crema hidratante en el cuello y escote.

Cuidar la piel del cuello y escote es crucial para prevenir la aparición prematura de arrugas y flacidez en estas áreas. Es común que se descuiden, lo que acelera el envejecimiento de la piel en estas zonas. Utilizar una crema hidratante específica para el cuello y el escote es una excelente manera de mantener la piel suave y firme.

hidratante1

 Hidratación para todas las necesidades. 

 

 

10. Mejora la circulación y el flujo de sangre en tu piel haciendo ejercicio de manera regular.

 La práctica de ejercicio físico regular tiene múltiples beneficios para la salud de tu piel. Al aumentar la circulación sanguínea, se favorece la entrega de oxígeno y nutrientes a las células de la piel, lo que la mantiene saludable y con un aspecto joven. El ejercicio también es una forma efectiva de reducir el estrés, lo que puede mejorar la apariencia de la piel y reducir la inflamación. Además, el movimiento estimula la función del sistema linfático, lo que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y a mantener una piel radiante. No olvides rehidratar tu piel después del ejercicio para obtener los mejores resultados.

Como ves, en invierno es importante cuidar la piel y la salud de manera integral, lo que implica tener una dieta equilibrada, una rutina de cuidado de la piel adecuada y llevar un estilo de vida saludable y activo. Si necesitas consejos personalizados para el cuidado de tu piel, no dudes en venir a Farmacia Aguado, estamos a tu disposición para ayudarte y responder cualquier duda que tengas.

 

 

 

 

Nueva Línea gh en Farmacia Aguado. Descubre el Mét...
10 consejos para cuidar tu piel en invierno.
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 02 Marzo 2024
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha